SIN 脕NIMO DE OFENDER / por Jorge Fern谩ndez

La unidad est谩 demasiado sobre-espiritualizada

( 3 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font


驴Andar谩n dos聽juntos, si no estuvieren de acuerdo? (Am贸s 3:3)

20170328-1

(JORGE FERN脕NDEZ, 28/03/2017)聽Estar unidos y estar juntos no es lo mismo. En sentido positivo, esta realidad la experimentamos los cristianos cuando viajamos o emigramos de un pa铆s, a otro de cultura y condici贸n socioecon贸mica diferente.

Entonces descubrimos que, aquel prop贸sito divino de llenar la tierra con un pueblo (su Iglesia) formado por gentes de toda lengua, naci贸n, etnia, cultura, clase social o sexo, unidos por un v铆nculo espiritual y fraterno que nos permite reconocernos como hermanos y tener comuni贸n, es聽una misteriosa y preciosa realidad. La preciosa realidad de comprobar c贸mo los cristianos de todo el mundo, podemos estar 鈥渦nidos鈥, sin estar 鈥渏untos鈥. Sin ni tan siquiera conocernos.

...no hay nada de malo en sentirnos 鈥渕谩s unidos鈥 a unos hermanos que a otros por motivos de afinidad鈥βsiempre que detr谩s de ese sentimiento leg铆timo, no haya otro pecaminoso de supremac铆a, de exclusi贸n y de rechazo hacia los dem谩s...

En otro sentido,聽ni positivo ni negativo,聽observamos una realidad diferente. La realidad de sentirnos muchas veces 鈥渕谩s unidos鈥 --sea por聽afinidad聽teol贸gica, afectiva, o cultural--,聽a hermanos que est谩n alejados de nuestra proximidad geogr谩fica, que a otros que tenemos a nuestro lado. 聽Es un hecho contrastado, por ejemplo, que en las grandes ciudades como, Madrid, Barcelona, Londres. M茅xico DF o Buenos Aires, los fieles de las iglesias evang茅licas somos capaces de viajar una hora o m谩s para asistir al culto en 鈥渘uestra鈥 iglesia, dejando a nuestro paso decenas de otras congregaciones evang茅licas, que no consideramos 鈥渓a nuestra鈥.

En realidad, no hay nada de malo en sentirnos 鈥渕谩s unidos鈥 a unos hermanos que a otros por motivos de afinidad鈥βsiempre que detr谩s de ese sentimiento leg铆timo, no haya otro pecaminoso de supremac铆a, de exclusi贸n y de rechazo hacia los dem谩s, a quienes en realidad no reconocemos como 鈥渉ermanos鈥. Este fue el problema que el ap贸stol Pablo intent贸 cortar de ra铆z en la floreciente iglesia de Corinto, cuando unos y otros empezaron a decir, 鈥測o soy de Pablo鈥; 鈥測o soy de Apolos鈥; 鈥測o soy de Cefas鈥; o鈥 鈥測o soy de Cristo鈥. 驴Es que acaso puede haber algo de malo en afirmar, 鈥測o soy de Cristo鈥? S铆, si esa afirmaci贸n se hace desde una visi贸n supremacista y sectaria de un determinado grupo hacia otros. Y tal parece que era el caso.聽[1]

NO SOLO 鈥淯NIDOS鈥, SINO 鈥淛UNTOS鈥

Cuando Dios, a trav茅s del profeta Am贸s, hace esa pregunta ret贸rica que encabeza estas l铆neas, no solo est谩 advirtiendo a Israel sobre las consecuencias de 鈥渘o estar de acuerdo鈥 con 脡l, sino que tambi茅n est谩 definiendo qu茅 tipo de relaci贸n desea tener con su pueblo, que no es solo estar 鈥渦nidos鈥, sino 鈥渁ndar juntos鈥. El deseo manifiesto del Se帽or fue desde el principio, 鈥渉abitar en medio鈥 de su pueblo (脡xodo 25:8; 29:46). 聽

Cuando el Se帽or Jes煤s, en Juan 17, ora por sus disc铆pulos, incluidos nosotros --鈥渓os que han de creer鈥--, no est谩 orando solamente para que tengamos 鈥渦nidad espiritual鈥, ya que, como se sabe, esa unidad es obra del Esp铆ritu Santo y no requiere de nosotros otro esfuerzo que el de mantenernos unidos a Cristo de forma personal e individual. Esa unidad 鈥渆spiritual鈥 no supone ning煤n desaf铆o especial para nosotros, como no supone mayor desaf铆o para un cristiano en Londres, sentirse聽espiritualmente聽unido聽a un 鈥渉ermano鈥 en Nairobi a quien ni siquiera conoce, y con el que no tienen el compromiso de convivir. 鈥溌h Se帽or, t煤 sabes cu谩nto amo a mis hermanos (a los que no conozco), en la otra punta del globo! 驴Por qu茅, pues, tengo que soportar a 茅ste que me has puesto a mi lado, en mi iglesia local?鈥.

Esa unidad "espiritual" no supone ning煤n desaf铆o especial para nosotros, como no supone mayor desaf铆o para un cristiano en Londres sentirse espiritualmente unido a un "hermano" en Nairobi a quien ni siquiera conoce, y con el que no tiene el compromiso de convivir...

Cuando 鈥渓os 120鈥 reciben el Esp铆ritu Santo en Pentecost茅s, estaban 鈥渦n谩nimes聽juntos[2] y as铆 siguieron despu茅s, cuando part铆an el pan en las casas y meditaban en la doctrina de los ap贸stoles con alegr铆a y sencillez de coraz贸n:聽鈥淭odos los que hab铆an cre铆do estaban聽juntos鈥︹[3].

Con frecuencia citamos聽las palabras del salmista en el Salmo 133:1-3 para subrayar el valor, la belleza y la bendici贸n de聽la unidad鈥溌irad cu谩n bueno y cu谩n delicioso es聽habitar聽los hermanos聽juntos聽en armon铆a!鈥[4]--, olvidando que el valor que se celebra en ese texto es la unidad expresada en la聽convivencia. Es decir, la 鈥渦nidad encarnada鈥 y expresada en el 煤nico modo que puede hacerse visible: en el 鈥habitar juntos y en armon铆a鈥. 隆Ese es el desaf铆o! Y esa es la gloria, la bendici贸n y el poder de la 鈥渦nidad del Esp铆ritu鈥.

La聽unidad invisible no tiene ning煤n m茅rito鈥 La聽unidad invisible no era el concepto jud铆o ni apost贸lico de la unidad鈥 La unidad聽espiritual, invisible, no solo no requiere esfuerzo, sino que ni siquiera requiere demasiada oraci贸n鈥

Por eso es que he titulado esta modesta reflexi贸n personal,聽鈥淟a unidad est谩 demasiado sobre-espiritualizada鈥. Porque vez tras vez observo c贸mo, ante la realidad de nuestros conflictos, divisiones y fracasos en cumplir con el deseo del Se帽or de que 鈥渟eamos uno鈥, se recurre a este concepto de la 鈥渦nidad espiritual de la Iglesia invisible鈥 que a m铆 me suena a excusa manida para justificar lo injustificable, y sentirnos legitimados para apartar --o apartarnos de--, a los que no consideramos verdaderos hermanos, sino poco menos que 鈥渂astardos espirituales鈥.

驴DE QU脡 鈥淯NIDAD DEL ESP脥RITU鈥 NOS HABLA EFESIOS?

鈥淪on聽organizaciones humanas鈥, dicen con menosprecio, ignorando que nada ha sido m谩s 鈥渉umano鈥 que el plan divino de Salvaci贸n mediante el sacrificio propiciatorio del 鈥淗ijo del Hombre鈥

Se cita Efesios 4:1 para decir lo que Pablo聽no dijo, tergiversando el concepto de 鈥渦nidad del esp铆ritu鈥 con una idea que, viene m谩s o menos a sugerir, que la unidad de los cristianos es聽un v铆nculo esencialmente espiritual y que,聽por lo tanto, la iglesia visible y su estructura institucional (eso que tanto nos cuesta 鈥渃onstruir juntos鈥) no tienen apenas importancia. Llevado a un extremo, ese concepto ser铆a el de los llamados 鈥渃ristianos sin iglesia鈥, que consideran a las iglesias locales, las organizaciones eclesiales, o las denominaciones, estructuras totalmente prescindibles, cuando no un estorbo contraproducente. 鈥淪on聽organizaciones humanas鈥, dicen con menosprecio, ignorando que nada ha sido m谩s 鈥渉umano鈥 que el plan divino de Salvaci贸n mediante el sacrificio propiciatorio del 鈥淗ijo del Hombre鈥.

鈥淎LUMINOSIS鈥 ESPIRITUAL [5]

Claro que la mayor铆a de nosotros no nos encontramos en ese extremo, sino聽dentro de las instituciones y las estructuras eclesiales. Solo que, en demasiados casos, estamos en ellas con un compromiso 鈥渓ight鈥, basado en un pu帽ado de intereses comunes y en ese concepto de 鈥渦nidad espiritual鈥, desencarnado y disociado de la聽unidad visible聽o聽institucional. Y es ah铆 donde, como letal aluminosis en las vigas maestras de nuestro edificio eclesial, se oculta聽una visi贸n sobre-espiritualizada聽de la unidad de la Iglesia, que a mi juicio nos diferencia sustancialmente de la Iglesia del primer siglo y debilita nuestra voluntad de 鈥渁ndar juntos鈥 y, mucho m谩s, de hacerlo 鈥渦n谩nimes鈥.

jorge3Mi interpretaci贸n de Efesios 4: 1, por el contrario, es que 鈥済uardar la unidad del Esp铆ritu鈥 supone protegerla de nuestras tendencias 鈥渃arnales鈥. Protegerla de聽esa amenaza que denunciaba聽en mi anterior reflexi贸n. Por eso el ap贸stol聽nos ruega,聽鈥渜ue and茅is como es digno de la vocaci贸n con que fuisteis llamados, con toda聽humildad聽y聽mansedumbre, soport谩ndoos con paciencia聽los unos a los otros en amor, sol铆citos聽en guardar la unidad del Esp铆ritu en el v铆nculo de la paz鈥︹ (Ef. 4:1-3).

Si Pablo hubiera cre铆do que 鈥渓a unidad del Esp铆ritu鈥 era聽s贸lo聽la 鈥渦nidad espiritual invisible鈥, 驴por qu茅 rogarnos聽que聽nos soportemos con humildad, mansedumbre, paciencia, amor y solicitud鈥?

Concluyo.聽Estar unidos y estar juntos no es lo mismo, es cierto, pero聽"andar juntos"聽es nuestro principal reto como pueblo de Dios, y聽la 煤nica prueba fehaciente de que creemos verdaderamente en la unidad del Esp铆ritu, y la guardamos.

Autor:聽Jorge Fern谩ndez


[1] 1 Corintios 3:1-9

[2] Hechos 2:1

[3] Hechos 2:44

[4] Salmos 133.1-3

[5] Aluminosis: Alteraci贸n de algunos hormigones en los que se ha empleado cemento aluminoso, que conlleva su degradaci贸n y p茅rdida de resistencia, produciendo con el tiempo la quiebra de estructuras y el derrumbe de edificios.


漏 2017. Este art铆culo puede reproducirse siempre que se haga de forma聽gratuita聽y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANG脡LICA.Las opiniones de los autores son estr铆ctamente personales y no representan necesariamente la opini贸n o la l铆nea editorial de Actualidad Evang茅lica.

Otros Art铆culos de Jorge Fern谩ndez

Fallece Eduardo V铆lchez, el jugador al que el Rayo Vallecano atrap贸 para siempre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL脥TICA DE COOKIES puede obtener m谩s informaci贸n sobre las mismas.

Para la instalaci贸n de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: