SILBO APACIBLE / por GUILLEM CORREA

La infancia no puede esperar

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

20151105-8GUILLEM CORREA, 06/11/2015 |  El tiempo para las personas de la tercera edad o para la infancia es determinante. Experimentar la pobreza durante la infancia tiene consecuencias negativas que perduran toda la vida.

Mientras que la media de pa√≠ses de la Uni√≥n Europea invierte un 2,2% de su Producto Interior Bruto (PIB) en pol√≠ticas activas a favor de la infancia y de la familia, en Espa√Īa esta inversi√≥n se reduce al 1,4%. Y la situaci√≥n de pobreza infantil con la crisis econ√≥mica se ha incrementado.

Hay que poner en marcha las alarmas sociales. No podemos esperar que la situaci√≥n econ√≥mica mejore. Los ni√Īos y ni√Īas afectados por la pobreza no tienen tiempo de espera. Las entidades de Iglesia y la parte de Iglesia que representamos debemos levantar nuestra voz para defender los derechos de la infancia.

En primer lugar, debemos tomar conciencia entre nosotros mismos de la situaci√≥n en que viven tantos y tantos ni√Īos y ni√Īas, incluso dentro de nuestras propias Comunidades Locales.

En segundo lugar, una vez lo tengamos claro, hay que sumar a los movimientos ciudadanos y a las entidades sociales que trabajan a favor de la infancia para revertir esta situación. Invertir en la infancia no es un gasto ni es una estrategia de futuro.

GUILLEM

Invertir en la infancia es un derecho al que no hemos ni podemos renunciar. No tenemos que invertir en la infancia porque no hacerlo conllevar√° un gasto econ√≥mico y social a√ļn mayor en un futuro no lejano.

Debemos denunciar la mirada mercantilista y la mirada economicista que se quiere imponer en nuestra sociedad. Tenemos que hablar de derechos. Debemos hablar de los derechos de la infancia. Y tambi√©n tenemos que hablar de los derechos que Jes√ļs dio a los ni√Īos, a los m√°s peque√Īos de la casa.

Jes√ļs nos ense√Ī√≥ que los m√°s peque√Īos de la casa forman parte de su Reino, forman parte del Reino de Dios. Dejar fuera la infancia del Reino de Dios es inaceptable a toda costa.

El primer paso es tomar conciencia. El segundo paso es actuar en conciencia.

Autor: Guillem Correa Caballé

¬© 2015. Este art√≠culo puede reproducirse siempre que se haga de forma¬†gratuita¬†y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANG√ČLICA. Las opiniones de los autores son estr√≠ctamente personales y no representan necesariamente la opini√≥n o la l√≠nea editorial de Actualidad Evang√©lica.

Otros Articulos de Guillem Correa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL√ćTICA DE COOKIES puede obtener m√°s informaci√≥n sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: