LA JUSTICIA RECTIFICA EL ‚ÄúGOL POR LA ESCUADRA‚ÄĚ AL MINISTERIO DE TRABAJO

La Audiencia Nacional anula los estatutos del sindicato de prostitutas

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

La justicia considera que es inadmisible que la prostitución sea objeto de un contrato de trabajo válido

20181121 2b

(Madrid, 21/11/2018) La Audiencia Nacional ha declarado nulos los estatutos del sindicato de prostitución OTRAS, considera que "no resulta admisible que el ámbito de actuación de un sindicato comprenda actividades que por su naturaleza no pueden ser objeto de un contrato de trabajo válido como es la prostitución por cuenta ajena".

En ese texto se incluyen ‚Äúactividades relacionadas con el trabajo sexual en todas sus vertientes‚ÄĚ, es decir, que cuentan tanto con las que son legales, como la pornograf√≠a o los espect√°culos er√≥ticos, como con la prostituci√≥n ‚Äúbajo el √°mbito organicista y rector de un tercero‚ÄĚ, que no lo es. La sentencia explica que¬†aceptarlos ser√≠a "totalmente contrario al ordenamiento jur√≠dico"¬†por varias razones.

La sentencia explica que aceptarlos sería "totalmente contrario al ordenamiento jurídico" porque daría carácter laboral a una relación contractual basada en algo ilegal y admitiría que el proxenetismo es una actividad empresarial legal

Primero, dar√≠a car√°cter laboral a una relaci√≥n contractual basada en algo ilegal; adem√°s, admitir√≠a que el¬†proxenetismo¬†(una actividad que el Estado se ha comprometido a erradicar) es una actividad empresarial legal; aceptar√≠a tambi√©n que los proxenetas tienen derecho a crear asociaciones patronales con las que negociar condiciones de trabajo y frente a las que se podr√≠an adoptar medidas de conflicto colectivo; y por √ļltimo, se asumir√≠a que OTRAS y los proxenetas y sus asociaciones podr√≠an negociar las condiciones en la que debe ser desarrollada la actividad de las prostitutas, "disponiendo para ello de forma colectiva de un derecho de naturaleza personal√≠sima como es la libertad sexual".

Charo Luque, de la¬†Plataforma 8 de marzo de Sevilla, demandante junto a la Comisi√≥n para la Investigaci√≥n de Malos Tratos a Mujeres, cree que es un "d√≠a hist√≥rico para el feminismo en Espa√Īa". "Que la Audiencia haya entendido que no puede existir una relaci√≥n laboral cuando lo que est√° en juego es la explotaci√≥n del cuerpo de las mujeres, la especulaci√≥n con ellos, sienta un precedente important√≠simo y hace que veamos que esto no ha hecho m√°s que empezar". Algo que secunda Rosario Carracedo, de la Comisi√≥n para la Investigaci√≥n de Malos Tratos a Mujeres: "Y el abolicionismo no va a parar hasta que no se considere ilegal todo lo que tenga que ver con la mercantilizaci√≥n del cuerpo de las mujeres, no solo¬†la prostituci√≥n, tambi√©n la¬†pornograf√≠a¬†y¬†los vientres de alquiler".

RECURSO ANTE EL TS

Para el sindicato OTRAS, la sentencia no supone ninguna sorpresa y presentar√°n un recurso de casaci√≥n ante el Tribunal Supremo, seg√ļn declar√≥ Concha Borrell a¬†Europa Press: "Ten√≠amos muy pocas opciones tal y como se presentaron las demandas, estaba claro que los estatutos iban a ser impugnados. Creemos que la Audiencia hace lo que tiene que hacer, pero nosotras podemos recurrir y lo haremos". Adem√°s, a√Īadi√≥ que ya ten√≠an previsto modificar los estatutos en el primer congreso del sindicato, que ser√° el pr√≥ximo 24 de noviembre: "Todas las organizaciones cuando se fundan presentan unos estatutos tipo y en la primera reuni√≥n, asamblea o congreso se vuelven a hablar, a dar una vuelta y hacerlos m√°s accesibles para que tengan mucho m√°s que ver con la gente que va a formar ese colectivo, algo que en realidad pens√°bamos hacer el d√≠a 24. Entraba ya dentro de nuestras actividades".

LA DISOLUCI√ďN

En la vista del juicio, el fiscal Benito Ejido se√Īal√≥ que la Organizaci√≥n de Trabajadoras Sexuales hab√≠a sido creada ‚Äúen fraude de ley‚ÄĚ y, adelant√≥ que, como consecuencia jur√≠dica vendr√≠a la disoluci√≥n del sindicato al quedarse vac√≠o de contenido y tener que darse de baja del registro correspondiente; una inscripci√≥n que la ministra de Trabajo Magdalena Valerio reconoci√≥ en su momento como "un gol por la escuadra". Ahora, la sentencia explica que el procedimiento por el que se tramit√≥ la impugnaci√≥n de los estatutos no es el adecuado para pedir la disoluci√≥n del sindicato: "Las pretensiones de impugnaci√≥n de los estatutos de un sindicato, y de la disoluci√≥n del mismo, no son susceptibles de ejercitarse de forma conjunta, por no resultar acumulables las acciones para ejercitar las mismas".

Fuente: ELPAIS.COM / ISABEL VALD√ČS

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL√ćTICA DE COOKIES puede obtener m√°s informaci√≥n sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: