ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
LITERATURA

Mario Escobar rescata la historia de tres ‘justos’ que rescataron a 600 niños de los nazis en Ámsterdam: “Nunca sabremos quién traicionó a Ana Frank”

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

El exitoso escritor e historiador, de fe protestante, se encuentra promocionando su última novela La casa de los niños (Ediciones B, 2022). En esta entrevista de David Yagüe (XX-Siglos, 20Minutos.es), Escobar revela alguna de las claves de esta novela basada en hechor reales.

20220128 3

Mario Escobar, en el Museo del Holocausto de Ámsterdam

(MADRID, 25/01/2022) 1942, los Países Bajos están ocupados por los nazis. Los invasores y sus colaboradores están iniciado la campaña de detención y deportación contra la comunidad judía del país, que entre otros, acabaría llevando al campo de exterminio a Ana Frank y su familia.

En Ámsterdam, tres personas, el futuro político neerlandés Johan van Hulst, Henrieëtte Pimentel, una directora de guardería de origen sefardí, y Walter Süskind, un judío alemán obligado a redactar la lista de deportados, diseñan una trama que logrará salvar a más de seiscientos niños judíos en uno de los países donde más se cebó, a nivel porcentual, el Holocausto: el 70% de su población de origen hebreo fue exterminada.

Incansable y fiel a su cita con los lectores, el historiador y novelista Mario Escobar ha rescatado la historia de estos tres héroes inesperados en su última novela La casa de los niños (Ediciones B, 2022). Esta ficción, marca de la casa de este autor que ha triunfado en medio mundo con novelas que rescatan historias reales ambientadas en aquella época, llega a las librerías españolas la semana en la que se celebra el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto -este jueves 27, que recuerda la liberación por parte de las tropas soviéticas del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau- y en los días en los que se ha vuelto a hablar del caso de Ana Frank pues un libro promete haber resuelto la incógnita de quién fue el delator de la conocida niña y su familia, cuando se ocultaban de los nazis en Ámsterdam.

¿Cuándo se encontró la historia de Johan van Hulst, Henriëtte Pimentel y Walter Süskind?

Estaba investigando para mi novela La bibliotecaria de Saint Malo cuando apareció la figura de Johan van Hults y me impresionó. Un pedagogo, intelectual y político intachable, que había dedicado su vida a su país y que, durante la Segunda Guerra Mundial arriesgó su vida para salvar a cientos de niños. Comencé a investigar más y descubrí a Henriëtte Pimentel y quise saber más sobre la historia. Creo que es la mejor que he escrito desde Canción de cuna de Auschwitz.

Como estos tres holandeses hubo personas por toda Europa que arriesgaron su vida por salvar a los objetivos de los nazis, fueron, realmente excepciones, pero ¿cómo su ejemplo pueden haber marcado la memoria del Holocausto?

La mayoría de las personas miraron a otro lado. No les juzgo, ayudar podía suponer perder la vida o peor aún, la de tu familia. El ejemplo de unos pocos marcó la diferencia. Esos “justos entre las naciones” destacaron por entregarse hasta lo máximo, que es dar su propia vida. Necesitamos conocer estas historias para inspirarnos, de otra manera caerá de nuevo la misma espiral de violencia y locura que en el 1939.

20220128 3a

Henrieëtte Pimentel

La historia de Henriëtte Pimentel también le sirve para retratar la vida de la comunidad de origen sefardí en pleno siglo XX y, cómo, pese haber sido expulsados de la Península muchos siglos antes, seguían manteniendo elementos lingüísticos y culturales españoles…

Eso fue otro de mis descubrimientos más emocionantes. Saber que toda aquella gente, unos cuatro mil ochocientos judíos sefardíes, la mayoría en Ámsterdam y La Haya, seguían hablando castellano, publican un periódico en nuestro idioma, cantaban canciones aprendidas siglos antes, fue muy emocionante. Hay una anécdota increíble, cuando Alfonso XIII visitó Ámsterdam a finales de los años 20 le recibieron a gritos de ¡Viva España, viva el Rey! Eran los sefardíes que seguían sintiéndose muy vinculados a nuestro país, en sus periódicos sacaban noticias de España, jamás perdieron el vínculo con aquella nación que les había expulsado en 1492.

20220128 3b

Fotografías de los años en los que Henriette Pimentel era directora de la guardería en la que salvó a un gran número de bebés, hijos de judíos, de ir a los campos de concentración. FOTO: Colección Museo Histórico Judío/ Ámsterdam.

Elige como protagonista y voz de la novela a Johan van Hulst, ¿por qué él?

Johan es una de las voces principales, él era la pieza clave en el engranaje para salvar a los niños. Un hombre preparado, un gran intelectual, un hombre de fe y principios que los llevó hasta sus ultimas consecuencias, pero también reflejo la voz de Pimentel que tenía toda aquella ternura con los niños o la de Walter que ideó el plan. Incluso la de Ferdinand, el nazi amigo de Walter que sin saberlo facilitó las cosas para que los niños lograsen escapar y esconderse en un lugar seguro.

¿No resulta arriesgado literariamente coger a un personaje real y narrarlo en primera persona como personaje de una novela?

Siempre es un riesgo, en el fondo estamos interpretante sus acciones y sus palabras, pero gracias a las entrevistas que hizo en vida Johan he podido ver algunos de los rasgos básicos de su carácter como su entereza, su humildad, la capacidad de sacrificio, la empatía y el amor por la gente más vulnerable. No hay un Julio Cesar más bello que el de William Shakespeare o un Adriano más sabio que el de Margarite Yourcenar. ¿Eran así? Ojalá lo fueran, pero seguramente, en el fondo eran mucho más prosaicos.

20220128 3c

Mario Escobar

El caso de van Hulst, que luego se convirtió en un político y, al parecer, ejemplar, ¿no debería resultar un llamamiento para mirar a los políticos actuales?

Lo que tenía Johan eran principios. Vivimos en la era de la moral y la ética líquida, insustancial. Hay una frase de Camus que incluyo en el libro y me inquieta, porque él lo dijo en los años sesenta y ahora estamos peor. En su Cuaderno V de sus Carnets comenta: “¿No creen ustedes que todos somos responsables de la falta de valores? Y que si todos nosotros, que procedemos del nietzscheísmo, del nihilismo o del realismo histórico, confesáramos públicamente que nos hemos equivocado, que existen valores morales y que en lo sucesivo haremos lo que sea necesario para fundarlos e ilustrarlos, ¿esto podría ser el comienzo de una esperanza?” En la actualidad los políticos miran las encuestas, cualquier cosa vale para mantenerse en el poder.

Arranca la novela con un pequeño prólogo donde carga contra los que dicen que se escribe mucho sobre el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial… “El exceso de memoria siempre es mejor que el olvido”, escribe…

Sin duda, no existe el exceso de memoria, además, esos que opinan que hay demasiada olvidan que cada generación tiene que aprender las mismas lecciones. En el actualidad la Historia se ha convertido en una trinchera más, la objetivada brilla por su ausencia, también sucede a veces en otras artes y es una pena. No podemos jugar con algo tan serio como el Holocausto y frivolizar con ello, pero no hay nada más frívolo que ignorarlo por completo.

Pasa un poco con el debate sobre la memoria que vivimos en nuestro país…

Exacto, la gente cuenta los muertos de uno y otro lado, el revanchismo y las atrocidades, pero eso no explica la Guerra Civil. Debemos entender el contexto internacional, el peso que tuvieron las ideologías, la incultura y la manipulación de masas. Ortega y Gasset ya habló del peligro en su libro La rebelión de las masas, pero para que estas no se rebelen hay que tratarlos como personas, con un valor infinito y su propia dignidad, cuando la gente no tiene nada que perder, en el fondo es que ya lo ha perdido todo.

También critica a los que creen que la novela “es una forma frívola de acercarse a la verdad histórica”…

Es muy curioso, muchos intelectuales de tres al cuarto ven a la novela como un género inferior, lo que ignoran es que las novelas han construido el mundo. El ser humano necesita historias para poder explicarse a sí mismo y al mundo. Roseau, Voltaire y el mismo Camus usaron la ficción para intentar cambiar el mundo. ¿Quién puede afirmar que Tolstoi o Dickens no fueron verdaderos transformadores de su mundo? Balzac, tan criticado en su tiempo, hizo un retrato preciso de su sociedad, como Stephen King en la Norteamérica rural del siglo XX.

Recientemente entrevistaba a la autora neozelandesa Heather Morris, autora de El tatuador de Auschwitch entre otras, una autor que goza de un gran éxito también entre el público más joven. Pienso que sus novelas tienen puntos en común con las suyas, y uno de ellos es que pese a tratar temáticas muy crudas, pueden empatizar y gustar con los más jóvenes… ¿Son en ellos donde hay que poner el objetivo?

Es muy cierto, la mayoría de mis lectores son de 18 a 30 años, tengo de otras edades, pero los más jóvenes quieren saber, conocer y en medio de la sobre abundancia de la información y la tecnología, eligen las novelas para aprender. La obligación de nosotros como escritores es investigar y poner a su servicio lo que hemos descubierto.

20220128 3d

Imagen de Anna Frank tomada en el año 1940. (wikipedia)

Su novela, ambientada en la persecución sale al mercado cuando un equipo de investigadores dice haber descubierto quién fue el delator de la familia de Anna Frank, contemporáneos de sus personajes. ¿Cómo valora ese anuncio?

Nunca sabremos quién traicionó a Ana Frank, se ha hablado desde una amiga envidiosa, un empleado del padre y ahora un notario que los denunció para salvar a su familia. El famoso archivo del Consejo Judío de Ámsterdam es un mito. Cuando he investigado a Walter Süskin, nombrado por el Consejo Judío para dirigir el registro de deportaciones, he visto que éste no les contó nada al Consejo. Puede que no se fiara de ellos, pero me extraña mucho que el Consejo conociera el escondite de los judíos que habían logrado refugiarse en casas de gentiles. Seguramente Ana Frank fue cazada como otros muchos holandeses, por miembros del partido nazi holandés o delincuentes comunes, a los que los nazis pagaban una gran recompensa por cada judío detenido. Muchos fueron traicionados en Holanda como Ana Frank.

En cualquier caso, ¿qué cambia saber quién delató a todas aquellas personas?

Nada, Ana Frank se ha convertido en un símbolo de una juventud robada y destrozada, ha inspirado a millones de jóvenes en varias generaciones, para que disfruten de la vida y ni algo tan terrible como el nazismo fuera capaz de frenar sus ganas de vivir.

Como historiador, ¿cuál cree que es el valor de la ficción en la creación de las memorias de las sociedades?

La ficción crea y cambia valores, tanto en el cine como en la literatura, hemos visto la influencia de las historias. Necesitamos modelos que imitar y la ficción siempre nos los ha ofrecido, también puede presentar contra modelos como ha pasado en los últimos años. Muchos quieren ser Pablo Escobar u otros héroes modernos que deberían ser villanos.

¿Qué le parece que hace unos años el Museo Memorial de Auschwitz no recomendara leer novelas como El niño del pijama de rayas o El tatuador de Auschwitz por sus inexactitudes históricas?

Hablé con el Museo que también criticó algunas cosas de mi libro y le comenté que se estaba equivocando, que las novelas eran una forma de que la gente se interesara y que después profundizarían más leyendo ensayos o viajando para conocer Auschwitz y otros campos.

En los últimos años ha recibido un premio en Polonia como el best-seller del año y ha vendido, solo en inglés, 100.000 ejemplares de su novela Canción de cuna de Auschwitz, pero en España no llega a esas cifras, ¿nadie es profeta en su tierra?

Eso se ha terminado, La casa de los niños lo va a cambiar todo, el publico español tiene mucho nivel y un gran amor a la literatura, con su ayuda seré profeta en mí tierra.

Fuente: 20Minutos.es / XX-Siglos (David Yagüe) / Edición: Actualidad Evangélica

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
INFORME JURÍDICO

FEREDE envía al Gobierno un informe crítico sobre puntos polémicos de los proyectos de modificación de la Ley del Aborto y de la llamada “Ley Trans”

La Federación evangélica analiza los extremos de ambas iniciativas legislativas que a su juicio “podrían constituir una vulneración del derecho ... [+]

Ferede

News image
CENTENARIO DE LA UEBE

Mariano Blázquez recibirá el Premio UEBE “José Cardona” en la Convención del Centenario de la Unión Evangélica Bautista de España

“Fue una elección fácil”, asegura el secretario general de la UEBE, Daniel Banyuls, “Mariano Blázquez encarna claramente los valores que ... [+]

Ver + en: Ferede
Newsletter AE
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

DESTACADOS

publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: