BannerPodcasts

ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
EL “JUICIO DE LUNACHARSKY” CONTRA DIOS / 16 DE ENERO DE 1918

Tal día como hoy, hace cien años, los bolcheviques “fusilaban a dios”

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

El 16 de enero de 1918 se celebró en Moscú el “juicio del Estado soviético contra Dios”, en una parodia de tribunal popular, presidido por el comisario de Instrucción Popular, Anatoly Lunacharsky (1875-1933), político y escritor soviético. Este tribunal halló a Dios culpable de los cargos imputados, por lo que lo condenó a muerte, siendo ejecutada la sentencia por medio de una salva de fusilería dirigida al cielo. En 1933 Lunacharsky fue nombrado embajador en España, pero falleció cuando se trasladaba a Madrid. El columnista de Religión en Libertad, Pablo J. Ginés, es el autor de este amplio artículo del cual reproducimos un fragmento.

20180115 1a

Lunacharsky y el Estado soviético declararon a Dios culpable y le dirigieron 5 ráfagas de ametralladora

(PABLO J. GINÉS, 15/05/2018) Hace 100 años, el 16 de enero de 1918, empezó el "Juicio del Estado Soviético contra Dios", que finalizó muy rápido, al día siguiente: Dios fue condenado a morir y se dispararon 5 ráfagas de ametralladora (arma muy mecánica y moderna) hacia el cielo. La defensa había intentado alegar "transtorno mental", sin éxito, dicen las crónicas.

Los bolcheviques apenas llevaban 3 meses al mando y controlaban Moscú, San Petersburgo y la zona central de Rusia. No tendrían control total del país hasta octubre de 1922 con la conquista de la lejana Vladivostok y el final de la guerra civil. En enero de 1918 aún no habían empezado las matanzas masivas de clérigos. Fusilar a Dios era un gesto simbólico y humillante, para ir dejando clara la nueva situación. 

DE MATAR A DIOS, A MATAR A HOMBRES

Una vez matas a Dios, matar a los hombres no cuesta mucho: antes de morir Lenin en 1924 unos 25.000 eclesiásticos ortodoxos fueron encarcelados y 16.000 ejecutados, según un estudio de 2004 del doctor en Ciencias Matemáticas Nikolay Yemelianov, de la Universidad Humanitaria San Tijon. Después, con Stalin, habría muchas decenas de miles más de cristianos asesinados por su fe a manos de los comunistas. 

El teatrillo del "juicio de Dios" creó escuela y se intentó usar el humor para humillar a los creyentes de las distintas religiones. Entre 1920 y 1924 el ateísmo militante hizo florecer coplas insultantes contra los cristianos. Nadezhda Dozhdikova, profesora de literatura de la Academia de Arte Teatral de San Petersburgo, ha estudiado algunas obras de teatro ofensivas contra los creyentes.

La más famosa era el "Juicio contra Dios", de Rezbushkin: un pope de pueblo, un imán tártaro y un rabino judío, cada uno con su gracioso acento local, dejaban bien claro que sus creencias eran ridículas y bobas. Esta obra de teatro se exhibía en calles, delante de iglesias. También en locales del Partido Comunista, municipales o de la Unión de los Sin Dios, la gran asociación atea militante al servicio del Partido. 

>>> Leer el artículo completo

EL JUICIO Y EL FUSILAMIENTO DE DIOS

¿Quién ordenó fusilar a Dios? El "pueblo", por supuesto. Pero ¿quién era en realidad ese "pueblo"? Eran unos comunistas de Moscú presididos por Anatoly Lunacharsky, un intelectual que sumaba dos temas de interés: la religión y la dramaturgia. Le gustaba escenificar las cosas. 

Ese 16 de enero de hace 100 años, ante mucho público moscovita, comenzó la primera sesión del juicio contra Dios. Durante más de cinco horas se leyeron los cargos de "el pueblo ruso, en representación de la especie humana" contra "el reo". La más clara era que se acusaba a Dios de "genocidio". Quizá era una proyección psicológica de lo que estaba por venir, del mar de asesinatos que causaría el comunismo en los próximos 70 años en todo el mundo. 

20180115 1Milicianos disparan contra el Sagrado Corazón del Cerro de los Ángeles en España durante la Guerra Civil Española; seguían el modelo ruso de Lunacharsky; también mataron a algunos de los clérigos y católicos de los pueblos cercanos

En el banquillo de los acusados se colocó una Biblia: al menos Dios estaba bien representado. Los fiscales ofrecieron una gran cantidad de pruebas basadas en testimonios históricos. Dios tenía unos defensores designados por el Estado soviético, que pedían la absolución del reo porque sufría «grave demencia y trastornos psíquicos» y no era responsable de lo que hacía. 

En unas horas, el tribunal declaró finalmente «culpable» a Dios de los delitos que había sido acusado: genocidio y crímenes contra la Humanidad. Lunacharski, con pompa teatral, proclamó la sentencia: Dios moriría fusilado a la mañana del día siguiente, 17 de enero, sin posibilidad de interponer ningún tipo de recurso ni establecer el más mínimo aplazamiento. Según detalla Eduardo Galeano, la ejecución no se hizo con fusiles sino con ametralladoras: cinco ráfagas hacia el cielo. 

DIOS HOY, EN EL MUNDO Y EN RUSIA

Cien años y muchos asesinatos después, en el siglo XXI, Dios no parece estar muy muerto. Creen en Él 7 de cada 10 personas en el mundo y sólo se declaran ateos una de cada diez, la gran mayoría en China, un dictadura comunista que persigue a las religiones (se declaran ateos siete de cada 10 chinos; es el doble que en cualquier otro país; son datos de la encuesta WinGallup de 2017).

En 2016, sólo un 14% de la población rusa declaraba "no creo en Dios" (datos Levada Center, aquí).

 

>>> Leer el artículo completo

Fuente: Religión en Libertad / Pablo J. Ginés



Comparte esta noticia en tu Red Social favorita

HUMOR

LA VIÑETA DE LA SEMANA

Efecto llamada

News image
Ver + en: Humor...

#500REFORMA

YOUTUBE DEL 500º ANIVERSARIO DE LA REFORMA

¡Revive los mejores momentos de la Semana del #15J!

News image

MANIFIESTO POR LA LIBERTAD RELIGIOSA

aev0261
banner_mundoprotestante
  • Últimas Noticias

  • Lo + Leído

banner_radioencuentro
banner_bntv

Acceder