OPINI√ďN / REFLEXIONES DESDE EL ENCIERRO - por JORGE FERN√ĀNDEZ

TIEMPOS DE PANDEMIA / "Pesadilla antes de Navidad"

( 2 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

20201002 3

(PODCAST, 02/10/2020)  ‚ÄúLa Navidad es la peor pesadilla en estos momentos para un epidemi√≥logo‚ÄĚ. Con estas contundentes palabras, un cient√≠fico espa√Īol expresaba hace unos d√≠as los temores que suscita en sectores sanitarios, gubernamentales, empresariales y sociales, la pr√≥xima gran cita festiva en medio del cuadro de pandemia de la COVID-19 en el que estamos.

Nunca antes la celebraci√≥n de la Navidad hab√≠a sido tan deseada y tan temida a la vez. Deseada por la industria, la hosteler√≠a y el comercio, que tras el desastre de la campa√Īa veraniega temen otra debacle de ca√≠da de ventas, del turismo y del consumo, si los datos indicadores de la pandemia no mejoran pronto. Deseada tambi√©n, como siempre, por la sociedad en su conjunto, por los j√≥venes, los abuelos, las familias‚Ķ m√°s a√ļn en este tiempo, si cabe, con tantas ganas y necesidad de reencuentros y celebraciones, despu√©s de tanto encierro, restricciones, p√©rdidas y sufrimientos.

Deseada, pero tambi√©n muy temida. La temen las autoridades pol√≠ticas y sanitarias, por el peligro que entra√Īa para la propagaci√≥n de contagios y los riesgos para la salud p√ļblica. Y temen las familias y las empresas su no celebraci√≥n, con lo grave que puede ser el impacto de unas navidades en confinamiento para la salud econ√≥mica, social y psicol√≥gica del conjunto de la sociedad.

Aunque todavía faltan un par de meses para Navidad, ya hay países como Francia y Reino Unido que están anticipando medidas, aunque muy diferentes unas de otras.

En Francia, por ejemplo, el gobierno baraja la posibilidad de imponer un confinamiento masivo de toda la ciudadan√≠a los d√≠as 1 al 20 de diciembre. Con esta medida, lo que se pretende es bajar abruptamente la curva de contagios los d√≠as previos a la celebraci√≥n, para tener un margen de flexibilizar tales medidas los d√≠as 24 y 25‚Ķ y tambi√©n en Nochevieja y A√Īo Nuevo.

En el Reino Unido, en cambio, se plantean justamente lo contrario. Proponen aprovechar las vacaciones navide√Īas para confinar a todos los brit√°nicos en familia. Es decir, que las familias se podr√≠an reunir con un doble prop√≥sito: celebrar la navidad y cumplir una cuarentena obligatoria. Ante esta √ļltima propuesta, uno no puede dejar de pensar en la preocupaci√≥n de aquellos que asisten a estas reuniones familiares por compromiso y por el qu√© dir√°n, que siempre los hay‚Ķ y ¬°se vean obligados a una convivencia de 10 a 14 d√≠as obligatoria! ¬°Eso s√≠ que puede ser una aut√©ntica pesadilla!

Porque, no lo olvidemos, en nuestra cultura navide√Īa, el llamado ‚Äúesp√≠ritu de la navidad‚ÄĚ, con sus convencionalismos sociales que poco o nada tienen que ver con el esp√≠ritu ‚Äúreligioso‚ÄĚ de la Navidad, hay personas que lo pasan bien y reviven, al menos una vez al a√Īo, lo mejor de sus sentimientos humanos y familiares‚Ķ Pero tambi√©n hay otros que lo pasan mal, bien porque no tienen familia o bien porque se llevan muy mal con algunos de sus integrantes, por lo cual, los d√≠as previos a la celebraci√≥n empiezan a sufrir angustia y piensan en cualquier excusa que les pudiera liberar de tal compromiso. ¬°Por no hablar de los gastos en regalos y comidas que conlleva tal celebraci√≥n tradicional!

As√≠, por un motivo u otro, en este tiempo son muchos los que empiezan a sufrir ‚Äď como aquel epidemi√≥logo espa√Īol que cit√°bamos al principio de estas l√≠neas- una verdadera Pesadilla antes de Navidad, y no es una pesadilla simp√°tica como la de la hom√≥nima pel√≠cula animada de Tim Burton.

Sin embargo, se nos ocurre que la situaci√≥n que vivimos bien podr√≠a ser una buena oportunidad para lo contrario. Es decir, para descubrir y conocer el verdadero significado de la Navidad; su significado evang√©lico; el que nos narran los evangelios.  Porque la Navidad es el anuncio de ‚Äúbuenas noticias‚ÄĚ (eso quiere decir precisamente el t√©rmino ‚Äúevangelio‚ÄĚ), de paz y de la buena voluntad de Dios para con los hombres. No olvidemos que aquel anuncio angelical a los pastores que guardaban los reba√Īos cerca de Bel√©n, no se produjo en una semana de rebajas y de ofertas comerciales de una etapa pr√≥spera, sino  en una noche pol√≠tica, social y espiritual de aquella generaci√≥n del primer siglo. Un anuncio que vino a encender la luz de la esperanza para toda la humanidad. Esperanza de verdadera libertad, paz, alegr√≠a y prosperidad (de la buena) para todos los hombres y mujeres, especialmente para los oprimidos, los enfermos, las viudas, los hu√©rfanos, los pobres, las personas solas‚Ķ

Por eso, si en esta crisis pand√©mica fu√©ramos capaces de hacer una celebraci√≥n navide√Īa m√°s espiritual y profunda -menos l√ļdica y banal que de costumbre- de b√ļsqueda de Aquel que es el autor de la Navidad, y comprendi√©ramos mejor su significado, ¬°qui√©n sabe! Es probable que para muchos, que hoy esperan la pr√≥xima Navidad desde una pesadilla‚Ķ podr√≠an llegar a experimentar las mejores y m√°s trascendentes navidades de sus vidas.

¡Qué Dios nos bendiga! ¡Qué Dios nos ayude!

¬© Jorge Fern√°ndez ‚Äď Madrid, viernes 2 de octubre de 2020.-

ESCUCHE AQU√ć ESTA REFLEXI√ďN EN AUDIO:

Este es un podcast publicado en la plataforma IVOOX. Si desea escuhar otros contenidos similares o nuestras entrevistas de radio semanales, puede hacerlo pinchando aquí.

Fuente: Actualidad Evangélica

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POL√ćTICA DE COOKIES puede obtener m√°s informaci√≥n sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: