SARA RIVAS FALLECIÓ EL PASADO LUNES

Sara descansa ya en la presencia del Señor

( 2 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font

La joven de fe evangélica falleció en Beijing, China, donde se estaba sometiendo a un tratamiento experimental tras agotarse las posibilidades médicas en España

20190516 1a

Foto: Instagram de Sara Rivas

(Redacción, 16/ 05/ 2019) La joven Sara Rivas Jordà ha fallecido este lunes 13 de mayo en Pekín a la edad de 31 años. 

“Ayer se cumplió el más oscuro y mayor de mis temores. ‪A las 10:15 de España mi ángel, mi mejor amiga, confidente, consejera, amante y esposa graduó a la eternidad dirigiéndose a los brazos de su Señor Jesús”, comunicaba este martes desde Beiging, China, David Delgado, esposo de Sara, a través de las redes sociales. “El momento más doloroso, sin sentido a mis ojos humanos, y más difícil de mi vida”, añadía.

David y Sara afrontaron [el cáncer] sin tregua y traspasando los límites de lo natural bajo el impulso del amor sobrenatural que les unía

De este modo concluía la larga batalla contra el cáncer que le diagnosticaron a Sara en noviembre de 2016 y que, juntos, David y Sara afrontaron sin tregua y traspasando los límites de lo natural bajo el impulso del amor sobrenatural que les unía, y que contagiaron a los miles de amigos, conocidos -y desconocidos que supieron de su historia a través de las redes sociales- que les acompañaron con apoyo económico y en oración hasta el final.

El fallecimiento de Sara se produjo en Beijing, China, donde se encontraba junto a su esposo David Delgado y su madre Febe Jordà. Allí, en un hospital especializado, había sido admitida para recibir un tratamiento experimental avanzado tras agotarse las posibilidades médicas en España. La situación de Sara despertó una gran ola de solidaridad y apoyo en el ámbito evangélico.

En sus reflexiones escritas ha dejado constancia de esa actitud ante la vida, marcada por la confianza en Dios: “Fija tus ojos en Él, ten una perspectiva eterna de lo que estás viviendo, sea cual sea tu situación, y déjate transformar día a día”.

A través de una campaña de crowdfunding, en solo una semana miles de personas donaron más de 100.000 euros para ayudar a Sara y a su familia en su lucha contra el linfoma en China.

UN AMOR Y UNA FE QUE DEJAN HUELLA

“El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia”, expresaba David Delgado en la carta donde explicaba el proceso vivido por Sara en los dos años y medio desde que se detectó su enfermedad.

Sara Rivas estudió Ciencias de la Educación en la Universidad de Barcelona y teología en Hillsong Australia. A pesar de su juventud, ha dejado un legado de fe, amor y perseverancia en medio de la prueba. En sus reflexiones escritas ha dejado constancia de esa actitud ante la vida, marcada por la confianza en Dios: “Fija tus ojos en Él, ten una perspectiva eterna de lo que estás viviendo, sea cual sea tu situación, y déjate transformar día a día”.

20190516 1

Foto: Instagram de Sara Rivas

Sara Rivas perdió la batalla contra el cáncer pero, con su entereza y valor, dió testimonio de haber ganado la “buena batalla de la fe” y echado mano de la vida eterna, en palabras del apóstol Pablo. Miles de mensajes en las redes sociales rinden hoy homenaje a su ejemplo de amor, de lucha y de fe. “Un ejemplo de amor y fe que ha dejado huellas”, dicen.

Fuente: Protestante Digital, Facebook, Instagram / Redacción: Actualidad Evangélica

Noticia relacionada:

. Un joven matrimonio evangélico recauda más de 90.000 euros en tres días para luchar contra un linfoma en China (13/04/2019)

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: