ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
EDITORIAL

Cuando vinieron a por los cristianos…

( 2 Votos )
a / A
Larger Font Smaller Font
20150904-7a

"El fracaso de la humanidad". Homenaje en twitter al niño sirio http://p10.mx/1EEiyNY #KiyiyaVuranInsanlik | ampliar imagen

(EDITORIAL, 04/09/2015) Hola, amigos, estamos felices y agradecidos a Dios por volver a reencontrarnos con nuestros amigos y lectores tras un reparador descanso vacacional, aun cuando la realidad nos exija reflexionar sobre situaciones tan tristes como las que hoy nos convocan.

....

La crisis de los refugiados ha acaparado esta semana la atención informativa mundial, con una fotografía como punto de inflexión: la del pequeño Aylan, el niño sirio cuyo cuerpecito yace muerto a orillas del mar, como resultado del hundimiento de la frágil barca en la que su familia intentaba alcanzar la costa de Turquía. En el malogrado intento también fallecieron varios miembros de su familia, pero fue su imagen la que causó una conmoción global inédita, como hasta ahora no había producido ninguna de las tantas instantáneas que esta crisis nos ha ofrecido. Como si algo hubiera producido un clic en nuestras adormecidas, o saturadas conciencias.

Está por ver si tanta conmoción se traduce al fin en acciones concretas por parte de los líderes europeos, especialmente por parte de aquellos gobernantes más renuentes a acoger a refugiados, entre ellos (triste e incomprensiblemente) el Gobierno de España.

El comunicado hecho público hoy por FEREDE va en esa dirección, además de ser un “toque de trompeta” hacia las filas del pueblo evangélico español. Como evangélicos, sabemos que tenemos que hacer nuestra parte y nos consta que muchos estamos más que dispuestos. También sabemos que ya algunas de nuestras instituciones y entidades –como es el caso de Diaconía-- están moviéndose por los despachos y haciendo las gestiones oportunas ante la Administración, para establecer los canales de colaboración e impulsar las iniciativas más eficaces para ayudar a atender esta grave emergencia.

Pero no es solamente un asunto "de instituciones", sino “de corazones” dispuestos a “ponerse en la brecha” –en oración y en acción—con la actitud de aquel conocido profeta bíblico: “Heme aquí, envíame a mí” [1]. Porque los pequeños gestos y las pequeñas acciones individuales también cuentan. Todos podemos hacer algo por ayudar, directa o indirectamente. Con nuestros donativos, con nuestra acción voluntaria, sensibilizando... Lo único que no sirve es “no hacer nada”.

Sirva como ejemplo la labor de la ONG Puertas Abiertas, merecidamente premiada en el día de ayer por el Partido Popular. Su trabajo consecuente, paciente, valiente y discreto, en la defensa de la libertad religiosa y la asistencia a los cristianos perseguidos, ha conseguido ayudar de forma directa a más de 248.000 personas, además del beneficio inestimable que su apoyo a los cristianos en los países ha supuesto en lo anímico y en lo espiritual, en sus 60 años de existencia.

Sin duda, todo reconocimiento humano e institucional hacia el trabajo de organizaciones como Puertas Abiertas será poco. Mucho más importante será el reconocimiento del Señor en su día. Pero resulta especialmente oportuno, en la situación coyuntural que atravesamos, visibilizar la situación de los cristianos perseguidos; algo que también se consigue con este reconocimiento.

¡Quién sabe si, en su día, la comunidad internacional hubiera prestado mayor atención a las denuncias y persecuciones que padecían (y aun padecen) los cristianos en Oriente próximo, se podía haber evitado a tiempo la barbarie y la violencia que, como un siniestro y gigantesco tsunami, ha ido creciendo hasta la dimensión actual, arrasando de forma indiscriminada a poblaciones y ciudades enteras!

Pero poco y nada se hizo ante la situación de los cristianos perseguidos y… el monstruo de la barbarie siguió creciendo y extendiéndose, impune y desmesuradamente…

Como tan bien lo expresó el pastor luterano Martin Niemöller en su célebre poema “Cuando los nazis vinieron por los comunistas”:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

Poco y nada se hizo, cuando vinieron a por los cristianos. Que no nos vuelva a pasar. Que hoy sepamos acudir en auxilio de nuestro prójimo, cualquiera sea su origen étnico, creencia o procedencia. ¡Sin demora y sin reservas de ningún tipo!

Actualidad Evangélica, viernes 4 de septiembre de 2015.-

[1] La Biblia RVR60, Isaías 6:8

HUMOR

Ver + en: Humor...

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
FEREDE INFORMA / ¿EN QUÉ AFECTA A LAS IGLESIAS?

En junio se reanudan los plazos administrativos y procesales que fueron suspendidos durante el estado de alarma

Con carácter general, salvo algunas excepciones y reglas específicas, los plazos administrativos y procesales que fueron suspendidos por el estado ... [+]

Ferede

News image
CRISIS DEL CORONAVIRUS / RECOMENDACIONES PARA LAS IGLESIAS

FEREDE actualiza sus recomendaciones para las iglesias tras las últimas órdenes del Gobierno

Las últimas órdenes del 16 y 19 de mayo introducen las nuevas medidas aprobadas para la fase 2 ; las ... [+]

Ferede

News image
CRISIS DEL CORONAVIRUS / PLAN DE TRANSICIÓN “FASE 0,5”

¿Cómo afecta a las iglesias evangélicas la flexibilización de la FASE 0 anunciada por el Gobierno?

A pesar de esta nueva regulación que los medios han calificado de “FASE 0,5”, FEREDE sigue recomendando, tal y como ... [+]

Ver + en: Ferede
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

DESTACADOS DE ACTUALIDAD EVANGÉLICA

LA IMAGEN /

suscribete_newsletter
publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: