ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
SIN ÁNIMO DE OFENDER

El fermento que leuda la masa (social) china…

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

20150205-1
Cristianos chinos partipando de un estudio bíblico en una casa, en Beijing

(JORGE FERNÁNDEZ, 05/02/2015) | El gobierno comunista de Pekín está preocupado –dicen-- por el vertiginoso crecimiento del cristianismo en China –especialmente el cristianismo protestante- y, sobre todo, por el cambio que se ha producido en el perfil sociológico de los cristianos chinos.

Se calcula que en la actualidad el número de cristianos ronda los 100 millones (87% protestantes y 13% católicos), en un país de 1.360 millones de habitantes.

A diferencia de hace décadas, cuando el cristiano tipo en China era una mujer de avanzada edad residente en el medio rural, los nuevos conversos de hoy suelen ser jóvenes urbanos de clase media, con un nivel de educación cada vez más alto y que se mueven en círculos cada vez más influyentes. Un número no desdeñable —entre dos y tres millones— es miembro del Partido Comunista.

Según un experto de una universidad londinense, el gobierno chino ve con buenos ojos los valores familiares y el compromiso social de los cristianos hacia los más necesitados, el cuidado de las personas mayores, etc., así como su civismo.

Pero teme… su libertad. Teme la conciencia libre de los cristianos y, sobre todo, que eso redunde en el futuro en activismo social y político en la defensa de los derechos humanos y las libertades ciudadanas.

La verdad sea dicha, ni el gobierno chino ni ningún otro gobierno en el mundo, deberían mirar a los cristianos como una amenaza. Solo deberían preocuparse por gobernar con justicia y equidad a sus pueblos, buscando el bien común, la paz, el cumplimiento de las leyes y el bienestar de sus ciudadanos.

Ningún gobierno que busque estas cosas, tienen nada que temer a los cristianos; todo lo contrario: encontrará en ellos su mejor aliado.

jorge3

En cualquier caso, conviene recordarles que no hay gobierno humano que pueda detener el fermento del reino de los cielos encarnado en la iglesia de Jesucristo; y eso debiera tenerlo claro cualquier gobierno.

Como dice aquella parábola que recogen los Evangelios:

“El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado”. [1]

Así fue, así es, y así será...

Autor: Jorge Fernández

[1] 1La Biblia (RVR60), Evangelio según San Mateo, 13:33


© 2015. Este artículo puede reproducirse siempre que se haga de forma gratuita y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANGÉLICA.Las opiniones de los autores son estríctamente personales y no representan necesariamente la opinión o la línea editorial de Actualidad Evangélica.

Otros Artículos de Jorge Fernández

HUMOR

LA VIÑETA DE EL ROTO

Algo va mal...

News image
Ver + en: Humor...
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
EL PLAZO DE PRESENTACIÓN CIERRA EL 18 DE NOVIEMBRE

Importantes novedades en la Convocatoria 2020 de la Fundación Pluralismo y Convivencia

Este año es obligatorio presentar los proyectos a través de un formulario electrónico. Además, los proyectos presentados deben responder a ... [+]

Ferede

News image
LA SENTENCIA PODRÍA SENTAR UN PRECEDENTE

El TSJM corrige al Ayuntamiento de Madrid: “no es ajustado a derecho equiparar a una iglesia evangélica con un espectáculo público o actividad recreativa”

La sentencia podría crear un precedente jurídico que haga cambiar el criterio de los Ayuntamientos, no solo en Madrid sino ... [+]

Ver + en: Ferede

NEWSLETTER / ESPECIAL FESTIMADRID 2019

suscribete_newsletter
publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro

#500REFORMA

YOUTUBE DEL 500º ANIVERSARIO DE LA REFORMA

¡Revive los mejores momentos de la Semana del #15J!

News image

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: