ferede logo_twitter logo_Facebook logo_yt ivoox logo_RSS
SILBO APACIBLE / por GUILLEM CORREA

50 años sin MLK

( 1 Voto )
a / A
Larger Font Smaller Font

20180416 5

28 de marzo de 1968. EL Dr. Martin Luther King Jr y el Reverendo Ralph Abernathy (d) guían la marcha en apoyo de la huelga de los trabajadores sanitarios en Memphis. Solo unos días más tarde, el 4 de abril, MLK sería asesinado en esa misma ciudad. (AP Photo/The Commercial Appeal, Sam Melhorn, Archivo) /Ampliar

GUILLEM CORREA, 16/04/2018 | Los medios de comunicación nos han recordado que ya hace 50 años que asesinaron Martin Luther King: el apóstol de la no violencia.

El pastor MLK quería luchar contra lo que él consideraba una injusticia: el racismo. Y para luchar contra el racismo organizó una revuelta. Sus famosas marchas a favor de la igualdad y en contra del racismo no sólo eran mal vistas por sus conciudadanos, sino que eran violentamente combatidas por las fuerzas de orden público.

Y eran combatidas por las fuerzas de orden público por dos razones: primera, porque las marchas se oponían al orden constitucional estadounidense y, segunda, porque eran la manifestación de una revuelta ciudadana.

Su revuelta no violenta le costó una muerte violenta e inmerecida.

 

La diferencia entre la revuelta ciudadana de MLK, y la gran mayoría de revueltas organizadas por otros, consistía en responder con no violencia a la violencia de las fuerzas de orden público y de todas aquellas personas que se oponían a sus planteamientos.

Su revuelta no violenta le costó una muerte violenta e inmerecida.

Quienes querían mantener el orden establecido acabaron con él de forma violenta. Pero su muerte no significó la muerte de la revuelta que encabezó. Su sueño de un mundo de igualdad entre blancos y negros hizo cambiar muchas leyes en Estados Unidos. Su sueño permitió que un negro llegara a ser presidente de su país.

Pero su sueño, 50 años más tarde, todavía está incompleto. Todos los informes sobre la situación de la población negra en Estados Unidos a día de hoy nos cuentan que todavía hay mucho trabajo por hacer.

Su revuelta no violenta le permitió cambiar leyes.

GUILLEM

Lo que aún queda por cambiar es el corazón de todos aquellos que creyeron, y siguen creyendo, que el orden es más importante que la convivencia porque cuando el orden social se ha de imponer quiere decir que la convivencia se ha roto.

El corazón de los Estados Unidos sigue roto por la bala asesina que mató MLK porque el odio que la disparó aún no ha entendido que odiar sólo destruye a  quien odia.

Hacemos nuestro el sueño de MLK e impulsamos una revuelta no violenta, tal y como él hizo, donde hombres y mujeres seamos iguales ante la ley y del resto de la sociedad tal y como somos iguales a los ojos de Dios.

Autor: Guillem Correa Caballé

© 2018. Este artículo puede reproducirse siempre que se haga de forma gratuita y citando expresamente al autor y a ACTUALIDAD EVANGÉLICA. Las opiniones de los autores son estríctamente personales y no representan necesariamente la opinión o la línea editorial de Actualidad Evangélica.

Otros Articulos de Guillem Correa

 
 

NEWSLETTER / ESPECIAL FESTIMADRID 2019

suscribete_newsletter

HUMOR

LA VIÑETA DE FORGES

Vacaciones...

News image
Ver + en: Humor...
  • Lo + Leído

  • Últimas Noticias

Noticias de FEREDE

Ferede

News image
EN CUMPLIMIENTO DE UNA SENTENCIA JUDICIAL

Informativos Telecinco: "Rectificamos... la noticia que en su día dimos como cierta era falsa"

El pasado 15 de agosto, tras más de un año de demora y obligada por una sentencia judicial condenatoria, la ... [+]

Ferede

News image
TRAS LA CONDENA A UN PASTOR

FEREDE reitera su política de “tolerancia cero” hacia los abusos sexuales

En respuesta a una noticia sobre la condena a un pastor por un delito de abusos a una menor, la ... [+]

Ver + en: Ferede
publicidad_banner
banner_mundoprotestante
banner_bntv
banner_radioencuentro

#500REFORMA

YOUTUBE DEL 500º ANIVERSARIO DE LA REFORMA

¡Revive los mejores momentos de la Semana del #15J!

News image

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. En nuestra POLÍTICA DE COOKIES puede obtener más información sobre las mismas.

Para la instalación de las cookies no exentas de consentimiento, pulse uno de los siguientes botones: